sábado, 20 de septiembre de 2008

regresando


Los cursos siempre empiezan como una espiral: para que volvamos al mismo lugar, sin embargo han cambiado los rostros, las miradas, las ilusiones... por eso en homenaje al regreso y con el optimismo que envuelve a los comienzos, os dejamos este poema de Amalia Bautista:


ESPIRAL





El mundo avanza en círculos, me dices,
o es más bien que se mueve en espiral
y por tanto no avanza, se concentra
o se dispersa interminablemente,
sin un fin ni un principio, sin objeto
y sin sentido, sin porqué ni adónde.
La vida, entonces, vuelve a reencontrarse
con que fue su origen, su semilla,
la medida de todos sus fracasos,
el hueco donde caben nuestros miedos
y al que se ajustan nuestras esperanzas.
Y dando por supuesto que las cosas
sean así, tan crudas y tan frágiles,
dime qué hacemos tú y yo aquí parados,
soportando el embate de la nada,
el azote que nunca merecimos
o ese dardo llamado indiferencia
o mala suerte o época difícil.
Dime, aunque tengas que mentirme un poco,
que no estamos perdidos, que aún hay grietas
por las que puede entrar algún consuelo,
que esto no es otro de esos callejones
sin salida y sin luz donde espantarnos,
donde perder la fe y ganar el llanto.
Convénceme, prométeme la vida.



(la imagen es la obra de Robert Smithson "Spiral Jetty")

2 comentarios:

ángel dijo...

Por feliz coincidencia, este hermoso poema lo he puesto meses atrás en mi espacio de poesía. Es un gusto leerlo en tu blog que descubro.


Saludos....

nosotros, los de entonces dijo...

gracias ángel por visitar este espacio y disfrutar de él, un saludo!